Muchos se preguntarán: ¿Cuál es la diferencia entre un viajero que toma fotos y un fotógrafo viajero? ¿No es lo mismo pero al revés? Bueno voy a tratar de explicar la diferencia contando un poco sobre mis experiencias.

Si leíste la sección sobre Quién Soy sabrás que desde muy joven me picaba la espinita de los viajes. Al punto que para mis 15 años no quería la típica fiesta, ¡mi regalo fue un viaje! Pero no cualquier viaje, fue un viaje de intercambio. ¡Siiii! Un viaje que duró nada más y nada menos que 3 meses, ¡nada mal!

Claro, me tocaba ir al colegio en Estados Unidos, y eso que estaba de  «vacaciones.» ¡Pero yo estaba feliz! Es toda una experiencia. Lo recomiendo a cualquier joven.

Pero no quiero perderme en el tema. Eran los años 90, en ese tiempo llevaba una cámara de lo más sencillo, era una cámara de rollo. Claro que no era  profesional. Tomaba fotos que documentaban mis mejores momentos. No tenía la más mínima idea de reglas de composición, creatividad, punto de foco, manejo de luz, ni nada parecido.

Cuando tenia 18 años  viví una de las mejores experiencias de mi vida. ¡Un año entero de intercambio en Alemania! Wow, aún más lejos de casa, un idioma aún más difícil y una cultura muy distinta. Gracias a esa oportunidad tuve el privilegio de conocer muchos países de Europa. Simplemente me enamoré  aún más de viajar y conocer el mundo.

Imagínate conocer Paris, Berlín, Hamburgo, Münich, Praga, Roma, Venecia, etc. ¡Quieres tomar fotos de absolutamente todo! Pero en su mayoría siguen siendo fotos «aburridas».

Fotos que si las ve alguien que no estuvo conmigo allá, las pasa rápido. Estas fotos documentaban mis momentos allá. Valoro mucho estos recuerdos. Pero no tienen un valor fotográfico en sí. Era mejor comprar una postal de la Torre Eiffel, que intentar tomarle una foto.

Luego de terminar mi carrera profesional, tuve la oportunidad de vivir un año en España. Fui a estudiar una Maestría. Esto me dio nuevamente la oportunidad de conocer aún más países. Esta vez no sólo de Europa, sino también del Norte de África.

Para esta época ya había empezado la era digital en la fotografía. Me llevé una cámara Olympus  «point and shoot». Imagínate, podía tomar miles y miles de fotos y no tenia que esperar para revelarlas. Podía verlas en el instante y repetirlas si no me gustaban.

Pero aún así las fotos eran especiales sólo para mí y para las personas que estaban conmigo en los viajes. Nuevamente si alguien más las veía, las pasaba rápido. Para los demás eran «aburridas».

Así ha sido en otros viajes que tuve oportunidad de hacer. Los viajeros que tomamos fotos solamente documentamos los momentos que pasamos. Queremos tomar foto de todo. Absolutamente todo. Queremos que todo el paisaje salga en la foto. No nos enfocamos en un punto de interés.

No me refiero a que sea malo hacer este tipo de fotos.  Claro que hay que documentar los momentos especiales. Las bellezas de los paisajes.

Lo que quiero que entiendas es que esto es ser un viajero que toma fotos, no un fotógrafo viajero.

Para ser un fotógrafo viajero, se requiere más que estar de viaje y tomar fotos. Se requieren conocimientos, al menos básicos, de fotografía, sobre todo de composición, manejo de luz, punto de enfoque y sobre todo mucha creatividad.

Se requiere mirar, más allá de solamente ver. Realmente mirar lo que está a tu alrededor. Una vez empiezas a mirar, es muy difícil parar.

Te dejo en la Galería algunas fotos de mi época de viajera que tomaba fotos. Busca la colección como «Fotos de la viajera que tomaba fotos – El Antes.» No te niego que me da un poco de pena mostrarlas. Van a pensar ¿y ésta nos va a hablar de fotografía?

En nuevos posts te mostraré otros trabajos, para que veas cómo he ido pasando de ser una viajera que toma fotos a una fotógrafa viajera.

Si quieres ser un fotógrafo viajero, en próximos posts continuaré compartiendo más experiencias, y fotos, para que puedas ir viendo y comparando. Pero sobre todo aprendiendo a mejorar la calidad de las fotos que tomas en tus viajes.

Si tienes cualquier duda o comentario, con mucho gusto me escribes al correo, o aquí mismo en los comentarios.

 

 

 


0 commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *